EBOOKS Y LIBROS TRADICIONALES A TU ALCANCE EN AMAZON - TODOS LOS EBOOKS SON GRATIS AL SUSCRIBIRTE A KINDLE UNLIMITED

Friday, January 27, 2012

La conspiración de los extraterrestres

Dentro del punto de vista cristiano propuesto en la Sagrada Biblia, la vida más allá de nuestro planeta corresponde sólo a dos reinos, el reino de Dios y sus ángeles y el reino de Lucifer y los demonios. Ambos reinos, unos de la luz y otros de la oscuridad, tienen el poder de hacerse visibles a los humanos a voluntad. En la Sagrada Biblia se ve claramente en el Libro de Los Hechos de los Apóstoles diversas apariciones angelicales con el propósito de lograr la evangelización mundial y ayudar a los hombres en la misma. De la misma manera, existe evidencia en la Biblia que apunta a la existencia de un reino maligno de principados, potestades, gobernadores de las tinieblas, huestes espirituales de maldad que se ubican en las regiones celestes los cuales conspiran y batallan contra el hombre por milenios. Una guerra invisible parece liberarse entre el bien y el mal. Fuera de esa óptica, se encuentran  aquellos que creen o piensan que planetas más allá de la tierra se encuentran habitados por seres inteligentes, parecidos a los humanos, pero con mayores capacidades o inteligencia. Se afirma, según algunos que en diferentes culturas y en diferentes tiempos, existe evidencia de seres de otros planetas los cuales viajaban en naves asombrosas y a gran velocidad moviéndose de planeta a otro. Se afirma que en el pasado visitaron la tierra o tuvieron en nuestro mundo alguna clase de laboratorio cósmico dando como resultado a los humanos. Siguiendo estas ideas vimos el ejemplo en la historia cercana el momento cuando lideres políticos se hicieron parte de la creencia en ovnis y crearon una serie de prácticas con el fin de alcanzar la tecnología de los “extraterrestres”. Fue así como en Alemania el núcleo del partido de Hitler llevaba a cabo secciones muy similares a las espiritistas pero con la idea que sus contactos eran por parte de seres de otras galaxias. Siguiendo la “iluminación” obtenida por los extraterrestres y rebuscando en su “historia” llegan a las conclusiones de la existencia de una raza superior llamada “aria”. Ahora presentan la idea de dos clases en el mundo, los vencedores y los vencidos, los superiores y los inferiores, los inteligentes y los faltos de sabiduría, los iluminados y los profanos. Se difunde la idea que afirma que en el mundo existe esa raza poderosa o elite dominante y se infiltra en las familias de mayor influencia económica, dando paso a su conspiración sobre la política, la religión y diferentes plataformas en la sociedad. Las ideas de Hitler, más que ser una idea autóctona alemana, es la idea predominante de diversos grupos ocultistas en diferentes naciones poderosas, siendo Hitler un mero reflejo de la misma o la punta de un iceberg de grandes proporciones. Sobre la llamada “elite” seguidora de las ideas racistas de una raza superior se han escrito muchos libros. Se identifican las fuerzas económicas que mueven al mundo por medio de la usura, pero esos mismos usureros han sido contaminados por las ideas del darwinismo social. Han extendido sus tentáculos sobre el mundo de manera invisible, es decir, controlando por medio de su poder económico todo lo que hay en la sociedad, incluyendo gobiernos, partidos, sectas, leyes, bancos, empresas, organismos de poder, medios de comunicación, entretenimiento, y todo lo que compone la sociedad, incluyendo los alimentos que usted consume a diario. Extrañas ideas racistas hablan de una raza superior aria, y lo vimos en el terrible resultado histórico del holocausto contra los judíos donde murieron millones de personas siendo tratadas como escoria. Por extraño que parezca, esos asesinos del III reich de Hitler fueron protegidos por el lado oscuro del Vaticano y su red ODESSA y fueron llevados a diferentes países cambiándoles sus identidades, dándoles privilegios, y acomodándolos a su gusto todo parte de una conspiración mundial de los ricos contra los pobres. Aquellos que se consideran superiores contra los llamados “inferiores” o víctimas del sistema. Luego de la II Guerra Mundial los nazis quedaron impunes de sus atrocidades y asesinatos y como premio fueron absorbidos por diferentes naciones quienes con la avaricia de alcanzar su tecnología se dieron a la tarea de incorporarlos en los grupos de inteligencia y agencias de ciencia y tecnología. De esta manera, la ideología racista nazi sigue tan vigente como nunca antes. Los recientes avistamientos de “ovnis” en diferentes naciones nos hablan de una nueva conspiración. Nos hablan de un futuro mucho más aterrador que el III reich.

Dino Alreich en sus novelas presenta un cuadro del
Apocalipsis tomando como base hechos reales

 Los avistamientos de ovnis modernos, nos dicen claramente que los gobiernos no nos cuentan toda la verdad, que siguen conspirando, y esa conspiración, además de ser luciferina, también incluye al poder religioso universal, el poder económico en sus manos,  y a los gobiernos de mentira que se vuelven sus marionetas. Siguiendo la ideología racista de los nazis, se condujo al mundo a la peor de las catástrofes atentando contra aquellos considerados “inferiores”, “deficientes” o una raza con “defectos genéticos”. Esa aberración ideológica nazi obtenida de ideas ocultistas paganas, sigue vigente hoy, por el simple hecho de la protección dada por parte del Vaticano a los asesinos nazis al introducirlos en diferentes naciones en puestos de poder. La tecnología moderna en las manos equivocadas, es decir, en las manos de aquellos quienes siguen las ideas racistas de seres extraterrestres son hoy una amenaza mucho mayor que lo que fue en el pasado. En el pasado, Hitler no pudo llevar a cabo su plan completo sobre el mundo por diferentes factores, en cambio, hoy, la tecnología se presta para la peor de las emboscadas sociales y la estamos viendo por los múltiples avistamientos de “naves espaciales” en la sociedad.  Más que naves espaciales, de lo que se trata es de creaciones humanas por parte de los llamados “iluminados” en contacto con “seres alienígenas”. La llamada “elite”, dueña de los medios de comunicación difunden sus ideas de la Nueva Era, escribiendo la historia a su antojo y presentando la incursión en la historia de la “realidad de las visitas de los extraterrestres”. Dentro de la incursión de los extraterrestres en el mundo y su labor en “crear” al hombre y una “raza perfecta”, ellos al verse en descontento con los resultados, tienden a eliminar, destruir, o aniquilar a esas razas inferiores en ciertos periodos de tiempo en la historia (según sus ideologías). Se sienten en la libertad de reducir a la población mundial a gusto y gana por medio de diferentes estratagemas, maquinaciones y conspiraciones. No nos debe extrañar el hecho que ante la posible manipulación del clima, terremotos, huracanes, tsunamis, volcanes y cosas semejantes a estas siempre surjan los testimonios de aquellos que aseguran haber visto, oído e incluso grabado en video la intervención de “naves extraterrestres”. La idea racista ovni es parte de la ideología del llamado “Nuevo Orden Mundial” que  planean los ricos contra el mundo considerado “inferior”. El ejemplo histórico del genocidio del Holocausto nos debe servir de advertencia a todos de lo que puede suceder cuando estas ideologías están presentes.  Mientras los ricos seguidores y en búsqueda de su raza superior o aria sigan encumbrados en la sociedad, no faltarán las masacres, el exterminio, la desolación y la muerte en los pueblos de los menos afortunados, considerados un mal para el mundo dentro de sus ópticas discriminatorias. No nos debe extrañar que en un futuro ocurra una llamada “invasión ovni” que no será otra cosa que una conspiración más por parte de los ricos para “llevar el mundo a la unidad y a la paz”, pero sellando a todos como a mercancías, como a esclavos. Y una vez impongan su tecnología de control sobre los humanos, no hay vuelta atrás, le vendieron su alma al mismo diablo. Tengamos cuidado y no caigamos en las redes del espíritu maligno que dominaba a Hitler y que sigue vigente en la mentalidad de los ricos de la tierra siempre queriendo ocuparlo todo.