EBOOKS Y LIBROS TRADICIONALES A TU ALCANCE EN AMAZON - TODOS LOS EBOOKS SON GRATIS AL SUSCRIBIRTE A KINDLE UNLIMITED

Tuesday, December 18, 2012

DROGAS SON SUMINISTRADAS A CIUDADANOS DE TODO NIVEL SOCIAL SIN QUE ESTOS TENGAN CONOCIMIENTO, ESTO COMO ENSAYOS Y EXPERIMENTOS DE LA CIA

                     

Buscando información sobre el MKUltra encontré la siguiente información:

Título:  Shutter Island vs. MKULTRA
Fuente: revista (PUNTO) maravilhion (PUNTO) com/Nuevo-articulo
Por: Juan Diego Valverde
Fecha 8 de marzo de 2012

Recientemente el director Martin Scorsese llevó al cine la novela Shutter Island de Dennis Lehane con gran recaudación de taquilla a nivel mundial. Dennis Lehane también es el autor de Mystic River, libro que igualmente fue llevado a la pantalla grande, logrando éxitos de taquilla y en los Premios de la Academia.

Analizando la película de Scorsese desde un punto de vista cinematográfico, no puedo negar que está muy bien hecha: escenografía, locación, actuaciones, efectos especiales, etc. No se podía esperar menos de un filme dirigido por ese aclamado cineasta y que cuenta con la participación de actores como Ben Kingsley, Max von Sydow y Leonardo DiCaprio. Pero, no puedo evitar comparar la trama de la película, o, para ser más exacto, los delirios del marshal Laeddis, con la realidad.

La realidad es que precisamente en la época en la que se ubica la historia, comienzos de los años 50s del siglo pasado, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los EUA comenzó un programa ilegal y secreto llamado por el nombre clave Proyecto MKULTRA, o simplemente MK-ULTRA. El programa, que inició oficialmente en 1953, se trataba de experimentación con seres humanos, sin el consentimiento de éstos la mayoría de las veces. En ese proyecto colaboraron el Departamento de Defensa de los EUA, varias universidades, varios hospitales psiquiátricos y varios psiquiatras respetados por la comunidad médica de su tiempo, estadounidenses y canadienses.

Los experimentos consistían en la administración de drogas psicotrópicas, como el LSD, anfetaminas, barbitúricos, el temazepam, la heroína, la morfina, la MDMA (éxtasis), la mescalina, la psilocibina, la escopolamina (“burundanga”), la mariguana, el etanol (alcohol etílico), el pentotal sódico (“el suero de la verdad”), la ergina y el alucinógeno benzilato de quinuclidinilo. Los sujetos a los que se les administraban estas sustancias, en su mayor parte ciudadanos estadounidenses y canadienses, no solían ser informados de que habían sido drogados. Para ello se usaban métodos como poner la droga en bebidas o alimentos, o incluso en aerosoles.

Pero el Proyecto MKULTRA no sólo incluía el uso de sustancias psicoactivas, sino también otras metodologías que tenían como propósito manipular la mente. Entre éstas estaban la privación sensorial, la hipnosis, el aislamiento, los electroshocks, los abusos verbales y sexuales, exposición a radiaciones y varias formas de tortura.

Entre los objetivos principales del programa estaban: 1. Encontrar substancias que hiciesen que personas se comportasen de forma ilógica e impulsiva en público. 2. Formas de facilitar la inducción de la hipnosis y de la sugestión posthipnótica. 3. Formas de producir amnesia de eventos determinados o amnesia retrógrada total. 4. Métodos para producir confusión durante largos periodos de tiempo. 5. Sustancias que produjesen temporalmente efectos físicos tales como parálisis, ceguera, sordera, anemia, etc. 6. Formas de facilitar la extracción de información de individuos no colaborativos. 7. Sustancias que disminuyeran la ambición y la eficiencia en el trabajo de individuos a los que les fuesen administradas en dosis indetectables.

Los primeros esfuerzos de la CIA se enfocaron en el LSD. Los experimentos incluyeron la administración de LSD a empleados de la CIA, personal militar, doctores, otros agentes del gobierno, prostitutas, pacientes psiquiátricos y otras personas con el fin de estudiar sus reacciones. El LSD y otras drogas eran usualmente administrados sin el debido consentimiento informado al sujeto, una violación al Código de Nuremberg, al cual el gobierno de los EUA oficialmente había acordado que iba a apegarse después de la Segunda Guerra Mundial.

Los esfuerzos por "reclutar" sujetos eran frecuentemente ilegales. En la Operación Midnight Climax, la CIA usó varios burdeles en San Francisco, California, para conseguir hombres que estarían tan avergonzados que no se atreverían a hablar de los eventos.

Algunos individuos participaron como voluntarios. En estos casos parece que los experimentos fueron aún más extremos. En un caso, a los sujetos se les dio LSD por 77 días consecutivos.

El LSD eventualmente fue descartado por los investigadores del MKULTRA por ser demasiado impredecible en sus resultados.

Otro experimento consistió en aplicarles a los individuos un barbitúrico por vía intravenosa (IV) en un brazo y una anfetamina IV en el otro. Los sujetos comenzaban a balbucear y a decir cosas incoherentes, sin embargo era a veces posible hacerles preguntas y obtener respuestas útiles.

La hipnosis fue estudiada a principios de los 50s. Los objetivos experimentales incluían la creación de "ansiedades hipnóticamente inducidas", el estudio de la "relación entre la personalidad y la susceptibilidad a la hipnosis” e inducción de amnesia anterógrada y retrógrada. Estos experimentos fueron realizados frecuentemente con el uso conjunto de drogas psicotrópicas.

La CIA reclutó al psiquiatra escocés Donald Ewen Cameron, creador del concepto de la "conducción psíquica", el cual resultó particularmente interesante para la agencia. Cameron había intentado corregir la esquizofrenia borrando memorias existentes y reprogramando la mente. En su empleo en la CIA, él viajó cada semana de Albany, Nueva York, a Montreal, Canadá, para trabajar en el Instituto Allan Memorial de la Universidad McGill, y se le pagó 69.000 dólares estadounidenses (de los de esa época) entre 1957 y 1964 para llevar a cabo experimentos del MKULTRA allí. Aparte del LSD, Cameron también usó varias drogas paralíticas así como terapia electroconvulsiva de treinta a cuarenta veces el voltaje normal. Sus experimentos de "conducción" consistieron en poner personas en coma inducido por drogas por semanas (hasta tres meses en un caso) mientras se les hacía escuchar constantemente grabaciones de ruido o de frases repetitivas. Las víctimas sometidas a estos experimentos eran típicamente pacientes que habían ingresado al instituto por problemas menores tales como trastornos de ansiedad o depresión postparto, muchos de los cuales sufrieron secuelas permanentes a causa de estos “tratamientos”. Algunas de estas secuelas fueron incontinencia, amnesia, afasia (olvidar cómo hablar), no reconocer a sus padres o pensar que sus interrogadores eran sus padres. El trabajo de Cameron fue inspirado por el del psiquiatra británico William Sargant del Hospital de St Thomas, Londres, quien también estuvo envuelto con los servicios de inteligencia.

Fue durante esta era que Cameron se convirtió en el primer presidente de la Asociación Psiquiátrica Mundial así como también presidente de las asociaciones psiquiátricas estadounidense y canadiense. Cameron también fue miembro del Tribunal de Nuremberg en 1946–1947, el cual tenía como objetivo juzgar los crímenes que habían cometido los científicos nazis.

El manual KUBARK de la CIA sobre métodos de interrogación hace referencia a "estudios en la Universidad McGill", y la mayoría de las técnicas recomendadas en el KUBARK son exactamente las usadas por el Dr. Cameron en sus sujetos de prueba.

La agencia estaba también interesada en manipular líderes extranjeros con esas técnicas, e idearon varios planes para drogara Fidel Castro.

Se estima que se gastaron alrededor de $10 millones USD o más en el MK-ULTRA. Cuarenta y cuatro instituciones de educación superior en los EUA, 15 fundaciones de investigación científica y compañías químicas o farmacéuticas, incluyendo a Sandoz (anteriormente Novartis) y Eli Lilly, 12 hospitales o clínicas (sin contar los asociados a las universidades), y tres prisiones se sabe que participaron en el Proyecto MKULTRA. La CIA financió 150 sub-proyectos dentro del Proyecto MKULTRA y otros programas relacionados.

Un precursor del Proyecto MKULTRA fue la Agencia de Objetivos de Inteligencia Unida, establecida en 1945, a la cual se le dio responsabilidad directa sobre la Operación Paperclip. La Operación Paperclip fue un programa de reclutamiento de científicos que habían colaborado con los nazis. Algunos de estos científicos habían estudiado la tortura y el lavado cerebral, y varios fueron posteriormente juzgados como criminales de guerra durante los Juicios de Nuremberg.

Dirigido por el Dr. Sidney Gottlieb, el proyecto MKULTRA fue creado por orden del director de la CIA, Allen Welsh Dulles, durante la Guerra de Corea. La CIA quería usar técnicas de control mental en los prisioneros de guerra.

En 1964 el programa fue rebautizado MKSEARCH. Sus objetivos a partir de entonces fueron producir una droga de la verdad perfecta para utilizarla en los interrogatorios de supuestos espías soviéticos durante la Guerra Fría, y en general explorar cualquier otra posibilidad de control mental.

Varias muertes han sido asociadas con el Proyecto MKULTRA, más notablemente la de Frank Olson, un bioquímico e investigador en el campo de las armas biológicas del Ejército de los Estados Unidos, al cual se le administró LSD sin su conocimiento o consentimiento en noviembre de 1953.Olson murió bajo circunstancias sospechosas una semana después, al caer desde una ventana de un décimo tercer piso de un hotel al que había sido llevado por agentes de la CIA.

La familia de Olson rechaza la versión oficial de los eventos. Ellos afirman que Frank Olson fue asesinado porque, tras su experiencia con el LSD, él se había convertido en un riesgo, ya que podría divulgar secretos asociados a programas altamente clasificados de la CIA, de muchos de los cuales él tenía conocimiento directo. Unos pocos días antes de su muerte, Frank Olson había renunciado a su puesto de jefe de la División de Operaciones Especiales debido a una severa crisis moral concerniente a la naturaleza de sus investigaciones con armas biológicas. Entre las preocupaciones de Olson estaban el desarrollo de métodos para cometer asesinatos, el uso por parte de la CIA de materiales de guerra biológica en operaciones encubiertas, la experimentación con armas biológicas en áreas pobladas, la colaboración con científicos ex-nazis en la Operación Paperclip, la investigación de control mental con LSD (qué irónico), el empleo de armamento biológico (incluyendo el ántrax) durante la Guerra de Corea, y el uso de drogas psicoactivas en interrogatorios "terminales".

Cuando el cuerpo de Olson fue exhumado en 1994, la evidencia forense indicó que él había sido golpeado hasta dejarlo inconsciente antes de ser lanzado por la ventana. El examinador médico determinó que la muerte de Olson fue un "homicidio".

Otra víctima conocida del Proyecto MKULTRA fue Harold Blauer, un tenista profesional de Nueva York, quien murió en enero de 1953 como resultado de un experimento secreto del Ejército que incluía el uso de MDA (una sustancia de la familia las anfetaminas).

Una considerable cantidad de evidencia circunstancial digna de crédito sugiere que Theodore Kaczynski, supuesto terrorista también conocido como el Unabomber, participó en experimentos dentro del marco del Proyecto MKULTRA realizados en la Universidad de Harvard desde el otoño de 1959 hasta la primavera de 1962. Comenzando a la edad de 16 años, Kaczynski participó junto con otros veintiún estudiantes en los experimentos de Harvard, los cuales han sido descritos como "perturbadores" y "éticamente indefendibles".

Algunas personas que fueron sujetos de prueba en los experimentos con LSD, mescalina y psilocibina posteriormente fomentaron el consumo indiscriminado de esos alucinógenos dentro de la cultura hippie. Está de más decir que estas sustancias causaron mucho daño dentro de un inmenso movimiento de jóvenes con ideas pacifistas, ecologistas y anticapitalistas.

En 1973 el Director de la CIA Richard Helms ordenó la destrucción de todos los archivos del MKULTRA.

¿Y cómo sé yo que todo esto es verdad? En diciembre de 1974 el periódico The New York Times reportó que la CIA había llevado a cabo actividades ilegales, incluyendo experimentos con ciudadanos estadounidenses, durante los 60s. Ese reportaje provocó investigaciones por parte del Congreso de los EUA, en forma del Comité Church, y por una comisión presidencial conocida como la Comisión Rockefeller.

A pesar de la destrucción de la mayoría de los archivos del Proyecto MKULTRA ordenada por Richard Helms, alrededor de 20.000 documentos sobrevivieron, los cuales fueron enteramente investigados durante las Audiencias del Senado de 1977.

En el Senado en 1977 el Senador Ted Kennedy dijo:“El Director Delegado de la CIA reveló que más de treinta universidades e instituciones estuvieron envueltas en un programa “extenso de ensayos y experimentación" el cual incluyó pruebas encubiertas con drogasen ciudadanos no informados "de todos los niveles sociales, alto y bajo, nativos americanos y extranjeros." Varias de estas pruebas incluían la administración de LSD a "sujetos no informados en situaciones sociales." Al menos una muerte, la del Dr. Frank Olson, resultó de estas actividades. La Agencia misma reconoció que estas pruebas tenían poco sentido científico. Los agentes que hacían el monitoreo no eran observadores científicos calificados.”

En Canadá el asunto tomó mucho más tiempo en salir a la superficie, haciéndose ampliamente conocido en 1984 por medio de un documental de la CBC, El Quinto Estado. Se supo que no solamente la CIA financió al Dr. Cameron, sino que el gobierno canadiense estaba completamente enterado de estoy proveyó otros $500.000 para continuarlos experimentos. El gobierno canadiense finalmente pagó $100.000 a cada una de las 127 víctimas canadienses.

Toda la información que yo he expuesto aquí proviene de los reportes que sobre el tema publicaron el Congreso de los EUA y la Comisión Rockefeller, además de documentos que posteriormente han salido a la luz pública gracias al Acta de Libertad de Información.

Aunque la CIA insiste en que los experimentos tipo el Proyecto MKULTRA han sido abandonados, el veterano de la CIA Victor Marchetti ha declarado en varias entrevistas que la agencia conduce rutinariamente campañas de desinformación y que la investigación sobre control mental continúa. En una entrevista en 1977, Marchetti específicamente llamó "encubrimiento” a la afirmación hecha por la CIA de que MKULTRA había sido abandonado.

En mi opinión, Dennis Lehane, que es sin duda un hombre inteligente y bien informado, al escribir esta novela hizo un intento deliberado de limpiar la imagen del gobierno y de las instituciones psiquiátricas estadounidenses de “teorías conspiranoicas”. Pero, como expuse arriba, no se trata de teorías ni de delirios, sino de la verdad, la cual muchas veces es más sorprendente que la ficción.

Al final de la novela, y de la película basada en ella, al oficial Laeddis se le practica una lobotomía, una de las intervenciones quirúrgicas más polémicas de todos los tiempos. Pero esa es otra historia.

Fuente: revista (PUNTO) maravilhion (PUNTO) com/Nuevo-articulo
Por: Juan Diego Valverde
Making A Killing: The Untold Story of Psychotropic Drugging


Vea la siguiente noticia:

Título: Acusan a la CIA de esparcir LSD en un pueblo de Francia

Fuente: bbc (PUNTO) co (PUNTO) uk/mundo/internacional/2010/08/100824_francia_cia_lsd_experimentos_hongo_az (PUNTO) shtml

Autor: Mike Thomson (BBC)

Fecha: 24 de agosto de 2010

Hace cerca de 60 años, una pequeña ciudad del sur de Francia sufrió un súbito brote de alucinaciones e histeria que dejó cinco muertos y no pocos enfermos. Durante años se culpó de los episodios de psicodelia a un hongo en el pan, pero ahora esa tesis está siendo puesta en tela de juicio.

El 16 de agosto de 1951, el cartero Leon Armunier hacía su ronda en Port-Saint-Espirit cuando de repente sufrió un ataque de náuseas acompañado de fuertes alucinaciones.

"Fue terrible, tuve la sensación de que me encongía y encogía, y veía fuego y serpientes deslizándose en espiral por mis brazos", recuerda Armunier, de 87 años.

El cartero se cayó de su bicicleta y tuvo que ser trasladado al hospital de Avignon.

Le pusieron una camisa de fuerza y lo ingresaron en una habitación junto a tres adolescentes que estaban atados a sus camas para mantenerlos bajo control.

"Algunos de mis amigos intentaron tirarse por la ventana. Estaban super agresivos, gritaban y el sonido de las camas metálicas y los saltos... ese ruido era terrible".

"Preferiría morir antes de volver a pasar por eso otra vez", dice Armunier.

En aquellos días, docenas de personas en su ciudad sufrieron síntomas similares.

Los médicos concluyeron que la harina de una de las panaderías había sido contaminada con ergot, un hongo venenoso que crece en el centeno.

Guerra Biológica

La tesis del hongo no había sido puesta en duda hasta que en 2009, el periodista Hank Albarelli se encontró con un documento de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) que hacía referencia al caso.

El documento decía, en un inglés telegráfico, algo que podría ser traducido como: "Re: Archivos Pont-Saint-Espirit y F. Olson. Archivo SO Operación Span/Francia, incluido Olson. Documentación de inteligencia. Entregar personalmente a Belin. Decirle que garantice su desaparición".

F. Olson es Frank Olson, por entonces un científico de la CIA dedicado a investigaciones sobre la dietilamida de ácido lisérgico, esto es, la conocida droga alucinógena LSD.

Mientras que David Belin era el director ejecutivo de la Comisión Rockefeller, creada en 1975 por la Casa Blanca para investigar supuestos abusos cometidos por la inteligencia estadounidense.

El periodista Albarelli cree que el documento demuestra que la CIA estaba experimentando con los habitantes del pueblo suministrándoles LSD.

Aunque, para el reportero, la tesis del hongo en el pan no iba del todo desencaminada, ya que cree que la droga era colocada en la panadería.

Época de experimentos

Se sabe que a inicio de los años 50 varios científicos dedicados a investigar sobre guerra biológica, incluidos algunos británicos, experimentaban con LSD.

Albarelli además afirma que encontró documentos estadounidenses secretos de 1949 sobre experimentos con LSD, en los que se afirma que había que hacer todo lo posible por llevarlos a cabo "sobre el terreno".

Gracias a las normas sobre libertad de información, Albarelli accedió además a otro informe de 1954 en el que se reporta sobre una conversación con representantes de la empresa química suiza Sandoz.

La fábrica de esa compañía, que está a unos pocos cientos de kilómetros de Pont-Saint-Espirit, era la única que producía LSD en aquel momento.

En el documento, el relator atribuye a un representante de Sandoz la siguiente cita: "El 'secreto' de Pont-Saint-Espirit es que no fue para nada el pan, no fue el hongo ergot".

No son los síntomas del LSD

Sin embargo, para el profesor Steven Kaplan, que publicó en 2008 un libro sobre el incidente, insiste en que ni el LSD ni el hongo pueden explicar lo que ocurrió.

De haber sido el hongo, se hubiera sentido mucho más, afirma, ya que no es posible que este infectara tan sólo un saco de grano en una única panadería, como defiende la tesis del ergot.

Pero, según Kaplan, los síntomas que sufrieron las víctimas del envenenamiento tampoco encajan con los que produce la ingesta de LSD.

Además, tampoco hubiera producido efectos después de pasar por el horno de pan.

A esto Albarelli responde que la droga pudo haber sido colocada después.

Y, pese a su desacuerdo sobre las causas del episodio registrado en la sureña localidad francesa, Albarelli y Kaplan están de acuerdo en una cosa: es necesario que el gobierno se implique y abra una investigación.

Fuente: bbc (PUNTO) co (PUNTO) uk/mundo/internacional/2010/08/100824_francia_cia_lsd_experimentos_hongo_az (PUNTO) shtml