DISPONIBLES EN AMAZON

Sunday, May 20, 2012

"San Malaquías" ¿Un vidente católico que predice el último papa romano?

Para algunos incautos católicos, la iglesia católica o sus papas tendrán que luchar contra el reino del anticristo en el fin de los tiempos. Sin embargo, desde la óptica protestante, tanto la Iglesia Católica y sus papas forman parte del mismo sistema del anticristo. En estos tiempos es común ver a los últimos papas romanos anunciando y promocionando el Nuevo Orden Mundial secular como si ellos mismos fueran los auspiciadores. Ya hemos dicho que el denominado Nuevo Orden Mundial hunde sus raíces en un viejo plan nazi de control del mundo que ahora viene de forma disfrazada y con mucha sutileza arropando las naciones por medio de la mano negra de las agendas secretas de jesuitas, iluminatis y masones, controladores de la política internacional por medio de diferentes estratagemas. Si usted hace su asignación e investiga el trasfondo de los últimos papas romanos, incluyendo a Benedicto XVI, se dará cuenta que desde su juventud tienen fuertes vínculos con el poder fascista de los nazis. Y es que los nazis no fueron el total cerebro de su fuerza bruta, sino que hay que escalar al poder económico y religioso que los puso allí, y es allí donde entran los antisemitas encumbrados en la alta jerarquía católico romana, así como muchos otros grupos ocultistas.  El falso clero romano son los fascistas quienes lanzan las piedras y esconden la mano. Son los que poseen apariencia de piedad frente a las masas, pero en lo secreto maquinan como dragones (tipo de Lucifer). Así describe el Apocalipsis a una de las bestias que afecta el mundo en el fin de los tiempos. Habla de un poder religioso que utiliza el cristianismo para hacerse una fachada de piedad social, pero en realidad sus planes son macabros contra el mundo. Dentro del mundo católico aparece la figura de un "vidente" a quien le llaman "San Malaquías". Este llamado "vidente", o psíquico hizo diversas profecías en torno a la iglesia católica y sus últimos papas. Y es que según "San Malaquías" afirmó que luego del presente papa Benedicto XVI, sólo queda un último papa denominado el "Petrus Romano", o "Pedro Romano". Claramente, una blasfemia contra el verdadero Pedro de la Biblia que erróneamente han catalogado como el primer papa, dentro de la óptica católica. El catolicismo o el Vaticano, junto con el imperio romano fueron los perseguidores de la iglesia en el pasado, al igual que es allí donde se posee unas bases antisemitas muy fuertes. La verdadera iglesia cristiana tuvo que sufrir la persecución de Roma y tuvo que aferrarse al clandestinaje en los primeros años de la era cristiana. En cambio, Roma vio en el cristianismo una amenaza real, y rápidamente idearon un plan para mantener su poder. Este plan consistía en crear un falso cristianismo. Es decir, utilizar aquellos puntos dentro de la teología cristiana que más les agradaban y moldearlos a las creencias paganas que ellos ya tenían, Es allí donde funden el culto de Isis, Astarot, Semiramis y otras diosas paganas con la figura de María. Utilizaron la figura de María para exaltar las viejas deidades que ya tenían. De esta forma hicieron lo mismo con toda la teología cristiana. Tomaron puntos de aquí y de allá y crearon una tergiversación del mensaje cristiano. Es por esto que en la historia ocurre un Gran Cisma. Una gran división entre la óptica protestante y la óptica católica. La óptica católica, una mera herramienta de astutas sociedades secretas para mantener su poder tanto político como religioso. Así le encomiendan a sus conquistadores y colonizadores someter el mundo por la fuerza, saquear naciones y llevarse todas las riquezas para los reyes católicos. Se trataba de una mera mafia política que hasta hoy sigue reinando "en nombre de Dios". Tienen la Biblia y la usan como escudo, pero la contradicen en muchas de sus prácticas de avaricia y de abuso social. Como si fuera poco, esta maquinaria pretende someter al mundo por medio de una dictadura. Se trata de la continuación de los viejos planes que trazaron en el pasado. Unos planes que lejos de glorificar a Dios, a quien glorifican es al ídolo adversario, aquel a quien sirven las sociedades secretas llamados Bafomet, el mismo demonio.
      Si fuera cierto que "San Malaquías" logró acertar en sus predicciones en torno al fin de los papas romanos, ese próximo que él anuncia, es un colega del anticristo y no un enemigo del mismo. El nombre "Petrus Romano", es una clara burla al verdadero Pedro de la Biblia.

En el siguiente tema, aquí le doy copy-paste a una página que habla sobre el tal "San Malaquías":


SAN MALAQUÍAS Y EL ÚLTIMO PAPA
Fuente del siguiente tema:
secretosdelvaticano (PUNTO) blogspot (PUNTO) com/2007/11/san-malaquas-y-el-ltimo-papa (PUNTO) html

Luego de la penosa muerte de Juan Pablo II, no hubo medio de comunicación que no difundiera entre sus reportes algún texto o imagen vinculada a las llamadas Profecías de San Malaquías. En ellas, el santo de la Iglesia Católica, entregó una lista de los futuros Papas que gobernarían el Vaticano hasta el fin de los tiempos.

En este contexto, el recientemente elegido Benedicto XVI, sería para Malaquías, y los estudiosos de sus textos proféticos, el penúltimo de los Papas dentro del Vaticano, su sucesor, para ellos, sería el Papa del Fin de los Tiempos, El Papa que tendrá que enfrentar los tiempos del Apocalipsis y luchar contra el propio hijo del demonio, el Anticristo.

¿Pero cuán exactas son estas profecías?


Para los investigadores la exactitud de las frases de Malaquías resultan ser sorprendentes, por ejemplo, tomando en cuenta a los tres últimos Papas, Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II, el santo dio las siguientes frases:

Flos florum (Flor de las flores) para Pablo VI, Medietate Lunae (De la mitad de la Luna), para Juan Pablo I, y De Labore Solis (De la labor del Sol), a Juan Pablo II.

En cuanto al primero, Flor de las flores, resulta curioso que el escudo de armas de este Papa presentaba tres flores de lis, considerada la flor de las flores, y por si esto fuera poco, Pablo VI, era nativo de Florencia, cuyo símbolo también es este tipo de flor.

Por su parte, la frase referente a Juan Pablo I, “de la mitad de la Luna”, muchos dan cuenta que esta frase quizá se debió a su corto período en el Vaticano, pues duró sólo 33 días en el poder, otros, sin embargo, van más allá, y consideran el lugar del nacimiento de Pontífice Belluna (Luna Bella) y su nombre original, Albino Luciani (Luz blanca o luz lunar), como referencias claras de la profecía.

Por último, Juan Pablo II, considerado por Malaquías como “De la labor del Sol”, muchos aseguran que esta frase se refiere a su incansable labor alrededor del mundo, aunque otros afirman que esto se debe principalmente a que Karol Wojtila nació un día de eclipse y murió otro día de eclipse.

Benedicto XVI

Así mismo, el Papa actual, Benedicto XVI, tiene consigo la frase De Gloria Olivae (De la gloria del olivo), muchos afirman que esta predicción se debe a que Benedicto pertenece a la orden benedictina, quienes reciben el apelativo de “olivetanos”, así también, se dice que Benedicto, nació un sábado de Gloria, el último sábado antes de Semana Santa, por la cual se realiza la Cuaresma, que se inicia el Domingo de Ramos (de olivo).

El último Papa

Para aquellos que consideran como ciertas estas profecías, no cabe duda que el último de los Papas sería el que sustituya a Benedicto XVI, ese último Papa es llamado Petrus Romanus, es decir Pedro el Romano. Su importancia es tal que San Malaquías escribe sobre él una frase que hasta el momento es materia de discusión por muchos investigadores y especialistas.

San Malaquías dice: “In psecutione extrema S.R.E.sedebit. (S.R.E. = Sacræ Romanæ Ecclesiæ) Petrus Romanus, qui pascet oues in multis tribulationibus: quibus transactis ciuitas septicollis diruetur, & Judex tremedus iudicabit populum suum. Finis.”


En español la frase significa: “Durante la persecución final de la Santa Iglesia de Roma reinará, Pedro el Romano, quien alimentará a su rebaño entre muchas tribulaciones; tras lo cual, la ciudad de las siete colinas [Roma] será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo. Fin.”


Para muchos, la imagen de este Papa, Pedro el Romano, es la imagen del Sumo Pontífice que tendrá que lidiar con los problemas del fin del mundo. Otros aseguran que no se trataría de una profecía del fin del mundo, sino, sobre el fin de la Iglesia Católica.

Sea como fuere, para muchos esta profecía está próxima a cumplirse, sobre todo al tomar en cuenta otras profecías como las profecías mayas en donde afirman que el mundo cambiará o terminará el 12 de diciembre del 2012 y la edad del actual Papa Benedicto XVI, 80 años, las posibilidades de conocer el verdadero significado de las premoniciones de San Malaquías estarían próximas a revelarse.