EBOOKS Y LIBROS TRADICIONALES A TU ALCANCE EN AMAZON - TODOS LOS EBOOKS SON GRATIS AL SUSCRIBIRTE A KINDLE UNLIMITED

Friday, July 20, 2012

El Nuevo Orden Mundial (TESTIMONIO) de D. Manuel Galiana Ross

La obra ‘El Nuevo Orden Mundial’ predice un aumento de la crisis y "más conflictos sociales como los de Túnez o Egipto"


Fuente:
cristianosbiblicos (punto) wordpress (punto) com/2011/02/08/la-obra-el-nuevo-orden-mundial-predice-un-aumento-de-la-crisis-y-ms-conflictos-sociales-como-los-de-tnez-o-egipto/#more-3647

Dibuja un escenario en el que se impone “la preponderancia de los lobbys feministas, abortistas y homosexuales para producir una contrarrevolución de valores culturales”

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)
El ensayo ‘El Nuevo Orden Mundial’ (Ediciones Chronica), de Manuel Galiana, define el futuro al que se enfrenta la sociedad y en el que, según el autor, “la crisis va a ahondar y habrá conflictos sociales como los registrados en los países de Túnez o Egipto”.


En una entrevista concedida a Europa Press, Galiana manifiesta que a pesar de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, “hablaba de cinco años duros por pasar, la crisis va a seguir ahondando, el desempleo va a aumentar y veremos conflictos sociales que llegarán al nivel de Túnez o Egipto”.


Tras ello, el autor prevé que “después de varios años de crisis no se recuperarán los niveles de consumo de antes, pero sí habrá dos maneras antagónicas que dominarán, por un lado la masonería y el sionismo y por otro, el movimiento de los ciudadanos centrados en parte en sus principios religiosos”.


Al respecto, Galiana defiende que “a nadie se le puede poner una pistola en el pecho para que crea, pero conforme los ciudadanos vayan concienciándose va a crecer el nivel de protesta en las calles, como ya ocurre en Internet, y se van a organizar para poner en desbandada a los que mandan desde las filas de la masonería o sionista”.


En este sentido, el nuevo orden mundial se caracteriza por “las directrices que emanan de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la Comisión Europea con el fin de imponer a la sociedad valores que van totalmente contra natura”, concretamente “quieren imponer a la población lo que en España tenemos muy avanzado, que es la preponderancia de los lobbys feministas, abortistas y homosexuales y así producir una contrarrevolución de los valores culturales”.


No obstante, el nuevo marco está influido por “la masonería y el sionismo”, que, a juicio del autor, “están radicados y sustentados en gran parte de las cúpulas de los partidos políticos, en medios de comunicación e incluso parte de la judicatura, y desde ahí se extienden a los proyectos mundiales que en España están implantados, como con la homosexualidad”.


Así, Galiana entiende que la masonería imperante “se define en el actual gobierno de Rodríguez Zapatero” y en este movimiento “lo principal es la destrucción de la Iglesia Católica”, de hecho recuerda que él ha publicado “una lista de los años 70 con los nombres de unos 120 obispos católicos que eran masones y ahora habrá más”. Ante esta circunstancia, “la Iglesia tiene que defenderse de todos sus enemigos y sobre todo de los propios pecados interiores”.


Entretanto, distingue dos movimientos, por un lado “el sionismo financiero internacional con los bancos, que tienen más poder que muchos gobiernos, y el sionismo del Estado de Israel, que no ha cumplido en los últimos 50 años con las obligaciones de la ONU, entre otros incumplimientos”.


Según sostiene, “ambos se retroalimentan”, motivo por el cual está “convencido y no tendrá nada de extraño que el sionismo en general estuviera dispuesto a sacrificar a parte del pueblo de Israel y llevar a tremendas consecuencias”.


“ISLAMISMO COMO PROBLEMA FUNDAMENTAL”


Por otra parte, Manuel Galiana cree que “el islamismo es un problema fundamental”, de manera que, añade, “la mayor parte de los países musulmanes irán cayendo al fundamentalismo islámico”. Ante lo cual hace referencia a que “los movimientos de gente en Egipto o Túnez conllevan la salida de dictadores y la subida del fundamentalismo, además si uno se acerca al Corán ve que hay muchas frases que lo menos malo que dicen es que al mejor de los infieles matadlo”.


Por ello, apuesta porque en “las altas cúpulas haya un entendimiento y los intereses de la masonería y el islamismo confluyan”, puesto que “el islamismo es una religión que de una forma natural hace aceptar a sus fieles la existencia de unas oligarquías supremas que se mantienen a mucha distancia de la población y que es obediente a estas cúpulas de poder”. Para el autor, “la masonería y el islamismo son compatibles en su fondo y en contra de las tradiciones del cristianismo”.


Asimismo, destaca que el nuevo orden mundial “se ha preparado en los últimos 200 años, basado en las grandes familias de banqueros, y el 11-S es un punto de inflexión”. Al hilo de ello, argumenta que “la forma en la que cayeron esos grandes edificios fue una demolición nada natural”, algo que, a su juicio, “contribuye a dar una coartada a los Estados Unidos sobre un autogolpe dado por la CIA y el Mosad israelí para crear elementos desestabilizadores para llegar a un conflicto nuclear con Irán y desencadenar enfrentamientos globales para eliminar a una parte de la población”.
Aún con todo, razona que “hasta ahora ha imperado Estados Unidos, pero debido a las deudas gigantescas que tiene, la posible decadencia y quebrantamiento en base a la secesión en varios estados, el imperio está muy cercano de caer y el comunismo chino está en auge y liderará el nuevo orden mundial bajo el neocomunismo pagano identificado con China”.