EBOOKS Y LIBROS TRADICIONALES A TU ALCANCE EN AMAZON - TODOS LOS EBOOKS SON GRATIS AL SUSCRIBIRTE A KINDLE UNLIMITED

Tuesday, November 29, 2011

"EL MISMO GOBIERNO ENTREGO LAS ARMAS A LOS CRIMINALES"

USA proveía de armas al Cártel de Envigado en Colombia


Fuente de esta noticia: urgente24 (punto) com/noticias/val/11611-168/nuevos-datos-revelan-que-usa-tambien-vendio-armas-a-carteles-de-droga-en-colombia (punto) html

Fecha 27/07/2011
Al escándalo de la operación "Rápido y furioso", a través de la cual organismos de USA proveían de armas a cárteles narcos mexicanos, se suma una investigación que rastrea armamento estadounidense utilizado por la Oficina de Envigado en Colombia. La CIA, la ATF y la DEA siguen cuestionados por sus operaciones relacionadas al narcotráfico en todo el mundo.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - El entramado del tráfico de drogas y la violencia alrededor de esa actividad en la región cada día se revela más relacionado a USA como consumidor y promotor del problema.

No sólo USA es el primer destino de los envíos de droga procedentes de México, Colombia y buena parte de la región, sino que de a poco se está descubriendo cómo sus propios organismos (DEA, CIA, ATF, FBI, etc), supuestamente abocados al control del narcotráfico, están intimamente relacionados con este de manera que es dificil distinguir una línea que separe a unos de otros.

La reciente desclasificación de archivos de la CIA publicados por Russia Today, en los que se revelan actividades de la CIA en el financiamiento de cárteles de drogas en Asia Central se suman a denuncias efectuadas en sus libros por el periodista Gary Webb (dos veces ganador del premio Pulitzer y "suicidado" de dos tiros en la nuca en 2004) y al escándalo en el que están inmersos la Secretaria de Seguridad Interior de USA, Janet Napolitano; el director de la ATF, Kenneth Melson y el procurador general de USA, Eric Holder; por la Operación Rápido y Furioso, que proveía armas a narcos mexicanos.

A la vez, recientes investigaciones en Colombia muestran como organismos estadounidenses estaban detrás de la provisión ed armas a cárteles de drogas en ese país, como es el caso de la Oficina de Envigado. Así lo relara el diario El Tiempo:
"Una serie de operaciones de Estados Unidos que tenían como objetivo desmantelar redes de tráfico de armas y narcóticos en México y Colombia ha comenzado a generar un gran polémica en este país donde el Congreso le está exigiendo a la DEA y otras agencias involucradas que den las explicaciones del caso.

La idea inicial de estas operaciones era reclutar a vendedores autorizados de armas para que les ayudaran a identificar a los traficantes ilegales. Con autorización de EE. UU., estos proveedores vendieron al menos 2.000 armas -algunas de alto calibre como AK-47- a personas que servían de correo para llevarlas a México y otros países.

El plan era seguir a estos correos y así dar con los jefes de estas organizaciones y desmantelar sus redes. Sin embargo, el plan salió mal pues las armas habrían terminado en manos de los narcos, que luego las emplearon para cometer asesinatos y atentados.

A la operación inicialmente se le dio el nombre de 'Rápido y Furioso' y la lanzó en el 2009 el Buró de Armas, Tabaco, Alcohol y Explosivos (ATF) con supuesto apoyo de la DEA y el FBI. Sin embargo, de acuerdo con una investigación que realiza el Congreso de EE. UU. hubo otros operativos similares para desmantelar redes de armas en Centro América y que llegaron a Colombia.

De acuerdo con un informe de la cadena 'Univisión', armas de EE. UU, fueron halladas en poder de la 'Oficina de Envigado', la temida organización narco-paramilitar que le respondía a alias 'Don Berna'. Según el informe, documentos presentados en cortes de la Florida indican que al menos un asesinato se habría cometido con ellas.

El tema se destapó a comienzos de este año cuando las autoridades comenzaron a investigar el asesinato del agente Brian Terry en la frontera de EE. UU. con México. Terry fue asesinado el 14 diciembre de 2010 cuando intentó detener a un grupo de hombres armados.

Al profundizar, las autoridades se dieron cuenta que las armas empleadas en su asesinato hacían parte del lote que EE. UU. había autorizado vender.

En la investigación, varios agentes del ATF denunciaron que se les había ordenado dejar libre a traficantes detenidos en la frontera, pues hacían parte del grupo que venían monitoreando.

Las armas de EE. UU, de las cuales 1400 aún no aparecen, también habrían sido utilizadas en la muerte de Jaime Zapata, un oficial de inmigración, en el secuestro del abogado mexicano, Mario González, y en el derribo de un helicóptero del Ejército de México.

Las familias de los asesinados han dicho que piensan demandar al Estado si se demuestra que fue el mismo gobierno quien entregó las armas a los criminales. Y en México la sociedad está indignada tras revelarse que los mismos estadounidenses estaban propiciando la violencia en su país, así el objetivo fuese dar un golpe más contundente a los traficantes.



El tema ha sido reportado por varios medios de EE. UU. entre ellos el 'Washington Times', que la semana pasada le dedicó su editorial.

Desde marzo, el Congreso inició una investigación sobre el caso. Pero el pasado viernes y este lunes, un grupo de congresistas, entre ellos el Senador Chuck Grassley, enviaron una carta al Departamento de Justicia exigiendo respuestas y acusándolo de bloquear la investigación legislativa.

Al parecer, los congresistas tienen evidencia que muchos agentes del ATF y otros se quejaron ante lo riesgosa y poco práctica que parecía la operación.

En testimonios que han dado algunos testigos, estos dicen que era virtualmente imposible hacerle seguimiento a las armas una vez ingresaban a México y mucho menos decomisarlas".