EBOOKS Y LIBROS TRADICIONALES A TU ALCANCE EN AMAZON - TODOS LOS EBOOKS SON GRATIS AL SUSCRIBIRTE A KINDLE UNLIMITED

Thursday, March 14, 2013

Francisco I (Jorge Mario Bergoglio) y el encubrimiento de más de 25,000 asesinatos realizados por militares argentinos


Fecha: 14 de marzo de 2013

Fuente de la noticia: Alternativos (PUNTO) cl/2013/03/14/un-nuevo-papa-y-un-nuevo-escandalo/

El Vaticano ha creado un nuevo escándalo por sí mismo cuando el Colegio de Cardenales nombró a Jorge Mario Bergoglio como nuevo líder del billón y medio de suscritos a la religión romana.

Francisco I, como le llaman ahora, fue un alto funcionario de la Iglesia Católica en la Argentina durante la “guerra sucia” en la década de 1970, encubriendo entre 25.000 y 30.000 asesinatos realizados por militares argentinos.

Según The Guardian, El grado de complicidad de la Iglesia Católica Romana en estos siniestros actos fue revelados magistralmente por Horacio Verbitsky, uno de los periodistas más destacados de la Argentina, en su libro El Silencio.

Él recuerda cómo la armada argentina con el consentimiento del cardenal Jorge Bergoglio, arzobispo jesuita de Buenos Aires, escondió de una delegación, a presos políticos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Bergoglio los ocultó en su casa de verano en una isla llamada El Silencio en el Río de la Plata.

“Cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos visitó la ESMA en 1979 no encontró ni rastro de los prisioneros. Con la ayuda de la Iglesia, la Armada los había escondido en la isla “El silencio”, el lugar habitual de recreo del cardenal arzobispo de Buenos Aires. No se conoce otro caso en el mundo de un campo de concentración en una propiedad eclesiástica…” , dice la sinopsis del libro que registra el escándalo de este nuevo representante de la religión romana.

Un abogado argentino de derechos humanos también “presentó una queja criminal en contra del jesuita Bergoglio, acusándolo de haber participado en el secuestro de dos sacerdotes, según Wikipedia.

Lo que es innegable es que la Iglesia católica desempeñó un repugnante papel durante la Guerra Sucia en Argentina. Sin olvidar la desaparición de muchos niños que fueron a parar a manos de familias de militares.

“El alto clero era notablemente favorable a los militares”, dijo Larry Birns, director del Consejo de Asuntos Hemisféricos en Washington a la revista The Progressive.

“Recuerdo los sentimientos de frustración y enojo porque la iglesia no era un amigo de la causa de los derechos humanos”, recuerda Birns, que ha visitado Argentina muchas veces. ” La Iglesia no tuvo corazón.”

Vea el tema:

25,000 personas a quienes nunca Francisco I les lavará los pies...

Jorge Mario Bergoglio (Francisco I), nuevo papa católico romano y más de lo mismo...

El Juramento que hacen los jesuitas... El nuevo papa, Francisco I es un JESUITA...