APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

Thursday, March 29, 2012

El horror no fue (sólo) el holocausto


FUENTE: publico (PUNTO)es/culturas/414910/el-horror-no-fue-solo-el-holocausto

Fecha: Enero 2012

El historiador Timothy Snyder revela que 14 millones de personas no combatientes fueron asesinadas entre 1933 y 1945 por las políticas criminales de Hitler y Stalin en el Este de Europa

A las orillas de la Historia llegan nuevas olas de espanto. Casi ocho décadas han tardado en aparecer los 14 millones de personas que, en tan sólo 12 años, entre 1933 y 1945, Hitler y Stalin asesinaron en una estrecha franja de tierra olvidada por la Historia. Todas ellas fueron víctimas de políticas criminales, no bajas de la II Guerra Mundial. La mayoría eran mujeres, niños y ancianos. Sin armas. Eran ciudadanos de Polonia, Lituania, Letonia, Estonia, Bielorrusia, Ucrania y de la franja occidental de la Rusia soviética. Países asfixiados entre el nacionalsocialismo y el estalinismo, entre Berlín y Moscú, donde vivía la mayoría de los judíos de Europa, donde los planes imperiales de Hitler y Stalin se solaparon, donde la Wehrmacht y el Ejército Rojo se enfrentaron y donde la NKVD soviética y las SS alemanas concentraron sus fuerzas.
Los crímenes de Stalin se asocian con Rusia y los de Hit-ler con Alemania, pero la zona más mortífera de la Unión Soviética fue su periferia no rusa, mientras que los nazis mataban generalmente fuera de Alemania. "Se suele identificar el horror del siglo XX con los campos de concentración, pero no fue en ellos donde murió la mayor parte de las víctimas de los dos regímenes", explica el historiador Timothy Snyder (EEUU, 1969) en Tierras de sangre. Europa entre Hitler y Stalin, ensayo publicado por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores. "Ese malentendido en cuanto a los lugares y a los métodos de los asesinatos en masa nos impide percibir todo el horror del siglo XX", asegura.

Las cifras de la infamia

Esta historia de asesinato político en masa recalca que en los campos de concentración alemanes murieron "en torno a un millón de personas sentenciadas a trabajos forzados". Snyder reconoce que no puede hacerse una distinción exacta entre los campos de concentración y los centros de exterminio, porque también en los campos se ejecutaba o se mataba de hambre a las personas. Pero aún así distingue: en las cámaras de gas, en las zonas de hambre y en los campos de exterminio alemanes "murieron diez millones de personas".
En cuanto al gulag: un millón de vidas truncadas por agotamiento y enfermedades, entre los años señalados. Pero en los campos de exterminio y las zonas de hambre soviéticas murieron seis millones de personas, de las cuales unos cuatro millones perecieron en estas tierras de sangre. "El 90% de los que entraron en el gulag salió con vida. La mayoría de los que entraron en los campos de concentración alemanes también sobrevivió", defiende atrevido Snyder en el libro, para quien hay una diferencia entre "ser sentenciado a un campo y ser sentenciado a muerte, entre el trabajo y el gas,entre la esclavitud y las balas".

¿Por qué aquella barbarie? Hitler no sólo deseaba destruir al pueblo judío por completo, sino devastar Polonia y la Unión Soviética, "exterminar sus clases dominantes y matar a decenas de millones de eslavos". Stalin, en nombre de la defensa y la modernización de la URSS, supervisó la muerte por inanición de millones de personas. "Stalin mataba a sus conciudadanos con tanta eficacia como Hitler eliminaba a ciudadanos de otros países", sentencia el historiador norteamericano.

El hambre fue el método más frecuente de asesinato en masa en los años treinta y cuarenta, "antes que las balas y el gas". La cuarta parte de las 14 millones de víctimas fue asesinada, según Snyder, antes de que empezara la II Guerra Mundial. La inanición, verdadera arma de destrucción masiva. "El hambre es una manifestación terrible del control político. Se requiere una gran cantidad de poder para conducir a un pueblo a la inanición", reconoce el profesor en la Universidad de Yale a Público.

"La Alemania nazi y la Unión Soviética tuvieron ambiciosos proyectos ideológicos que definieron el territorio. Lo que es crucial es que estas dos visiones se superponen en un mismo territorio", reconoce al enfatizar su descubrimiento. Doctorado en Oxford e investido en las universidades de París, Viena, Varsovia y Harvard, Tierras de sangre es la primera traducción al castellano de un estudio de este especialista en la Historia de Europa central y del Este, así como del Holocausto.

En los próximos meses, la editorial Taurus publicará la última obra de Tony Judt, Pensando el siglo XX, firmada en pareja con Timothy Snyder, donde dialogan sobre los acontecimientos del pasado siglo. Se reunieron una vez por semana durante seis meses con largas conversaciones y juntos las editaron para el libro. "Hablamos sobre la historia de las ideas políticas en el siglo XX, el marxismo, el nacionalismo, el fascismo, la socialdemocracia. Y también sobre el papel de los intelectuales en la política", adelanta.

El mapa de la muerte

El estudio que ahora llega a las librerías se detiene en aspectos militares, políticos, económicos, sociales, culturales e intelectuales. Y, por supuesto, geográficos. No una geografía política, sino una geografía de las víctimas. Porque el corazón de la investigación de Snyderes demostrar cómo estas tierras no fueron un territorio político, sino los lugares donde los regímenes más crueles de Europa realizaron su obra más mortífera. Cuando comienza la II Guerra Mundial, los soviéticos ocupan los países bálticos y Polonia oriental; a continuación, los alemanes invaden la URSS, en 1941, es decir, ocupados por segunda vez; y triple ocupación, cuando el poder soviético vuelve en 1944. Una experiencia peligrosa y mortal.
Según sus cálculos, el régimen estalinista asesinó a unos seis millones de personas deliberadamente y el régimen nazi a 11 millones. "Si añadimos a todas estas personas aquellas que perecieron por enfermedad o hambre en los campos de concentración, el número aumenta a alrededor de nueve millones de personas más para los soviéticos y unos 12 millones para los alemanes", aclara el historiador. Naturalmente, a esos números estremecedores hay que sumar la muerte de los militares. "Estas son una responsabilidad alemana", señala Snyder para destacar la liquidación nazi. Curiosamente, esta fue también la parte del mundo más mortífera para los soldados: alrededor de la mitad de las bajas militares de la contienda cayeron allí.
Belzec, Sobibor, Chelmno, Treblinka, Auschwitz y Majdanek, territorios del mal. Lugares en los que se aceleró el exterminio judío a partir de 1941, cuando la guerra no iba como Hitler había imaginado. Y todavía podía haber sido más horrible: la versión original de la "solución final" de Hitler debía tener efecto después de la guerra. Con la victoria, preveía la aniquilación de "30 millones de civiles, que habrían muerto de hambre durante el primer invierno". "El riesgo de asociar esto al mal es que lo deshumanizamos y dejamos de entender lo que los humanos son capaces de hacer", advierte.

Por si todo esto fuera poco, por si se pensaba que las fotografías y filmaciones de los campos de concentración alemanes eran la cúspide del espanto, Timothy Snyder las califica de "atisbo" del pánico. Porque nadie pudo dar testimonio de las "tierras de sangre". "Las fuerzas británicas y estadounidenses liberaron campos de concentración alemanes como Belsen y Dachau, pero nunca llegaron a ninguno de los centros de exterminio importantes", añade, para señalar que la verdadera dimensión de las matanzas ha tardado en llegar y otras se han perdido. Los crímenes del estalinismo quedaron sin documentar y las fuerzas aliadas "nunca vieron ninguno de los lugares donde los alemanes perpetraron sus masacres". Y, aún así, nadie puede olvidarlos.

FUENTE: publico (PUNTO)es/culturas/414910/el-horror-no-fue-solo-el-holocausto

Neonazis: La seducción de la svástica

Wednesday, March 28, 2012

ODESSA: Una organización criminal del Vaticano

ODESSA fue una organización criminal que tuvo como misión facilitarle la salida de Alemania y en el resto de Europa a los miles de líderes importantes del nazismo para esparcirlos por el mundo y colocarlos en puestos de mando y de control con el propósito de elaborar un futuro reich o dictadura mundial (IV reich) o reino del anticristo. ODESSA significa: "Organisation der ehemaligen SS-Angehörigen: Organización de Antiguos Miembros de la SS) Los asesinos nazis fueron trasladados a diferentes partes del mundo, incluyendo Suramérica, con la ayuda del Vaticano y la Cruz Roja Internacional, así como otras influencias en política, religión y economía. Si el mundo volviera a ver un escenario horrendo como el descrito en el Holocausto contra los judíos se lo deberá al Vaticano y a los altos funcionarios de la Iglesia Católica.

La fuga de los nazis y la ruta de los monasterios

Los nazis planeaban fundar un IV Reich bajo los auspicios de la Unión Europea

LA UNIÓN EUROPEA: UN SUEÑO NAZI HECHO REALIDAD

El escape de Hitler (Patrick Burside)

La auténtica ODESSA- La fuga nazi a la Argentina de Perón

Conspiración nazi en el siglo XXI


¿Cuál es la maquinaria política, religiosa y económica que se está extendiendo sobre todas las naciones e incorporando a toda clase de países dentro de sus dominios?

El presidente de la Unión Europea bajo el mando católico

La crisis del Euro, la desaparición del billete y la moneda para darle paso a una sociedad sin efectivo ("cash") donde impondrán el sistema del RFID o marca de compra-venta bajo la piel de los humanos


El escritor Abel Basti afirma que Hitler murió en Argentina

Vaticano propone gobierno mundial para regular crisis económica


Personal de la Cruz Roja Internacional agrede violentamente a disidente en la visita del papa a Cuba


Personal de la Cruz Roja Internacional agrede violentamente a disidente en la visita del papa a Cuba. ¿Qué tiene que ver la Cruz Roja con los hipócritas y conspiradores del Vaticano? ¿Se trata este suceso de un mero incidente por parte de un simple miembro de la Cruz Roja o existen lazos muy tenebrosos que la mayoría de la gente desconoce entre el Vaticano y la Cruz Roja Internacional? ¿Cómo la Cruz Roja Internacional ha colaborado con las maquinaciones del Vaticano en el pasado? ¿Cómo lo continúan haciendo hoy?
 Tome el tiempo de leer el siguiente tema:
La fuga de los nazis y la ruta de los monasterios

La Cruz Roja: Sangre en abundancia para hacer estudios de genética humana ¿En búsqueda de la "raza pura"?

Monday, March 26, 2012

Fotos (Imágenes) del Holocausto contra los judíos

"El cobarde sólo amenaza cuando está a salvo." -Goethe


Una de las atrocidades más terribles que se ha cometido contra la humanidad. Un genocidio imperdonable por parte de un conglomerado de poderes políticos, religiosos y económicos cuya filosofía es antisemita, psicópata y pagana. Una amenaza que hoy en el siglo XXI sigue vigente en las mentes distorsionadas de los ricos más poderosos de esta tierra.


Hitler and Catholic Bishops
Hitler and Catholic Bishops

Nazi Celebration for Catholic Bishop Konrad Praysing
Nazi Celebration for Catholic Bishop Konrad Praysing
Catholic Priests and Nazis salute Hitler
Catholic Priests and Nazis salute Hitler

Nazi Brown Shirts attending Catholic Church
Nazi Brown Shirts attending Catholic Church

Catholic Hitler with Catholic Cardinal
Catholic Hitler with Catholic Cardinal
Hitler attending Catholic Church (Nazi Cult)
Hitler attending Catholic Church (Nazi Cult)

Hitler and Catholic Papal Nuncio
Hitler and Catholic Papal Nuncio

Nazi Ante Pavelic and Catholic Nuns
Nazi Ante Pavelic and Catholic Nuns
Catholic Archbishop Stepinac with Ustashi Nazis
Catholic Archbishop Stepinac with Ustashi Nazis
Nazi puppet Ante Pavelic with Catholic Franciscian Monks
Nazi puppet Ante Pavelic with Catholic Franciscian Monks

Nazis and Catholic Nuns
Nazis and Catholic Nuns

Catholic Nazi Clergy
Catholic Nazi Clergy


Inocentes judios siendo masacrados por los cobardes nazis



Míralos bien, pudieron ser tus hijos. Todavía la ideología fascista sigue vigente en la maquinaria político, religiosa y económica que domina al mundo y que pretenden construir un Nuevo Orden Mundial (plan nazi moderno)



Hoy el Vaticano, así como muchos de los responsables de estas atrocidades se han dado a la tarea de etiquetar con el nombre de “leyenda negra” los vínculos del poder de Roma con los fascistas nazis. De la misma forma, los asesinos quedaron impunes y fueron protegidos por la maquinaria diabólica en el mundo.  


En la catedral de Támpico, México, se exhibe la esvástica nazi en el piso del pasillo central. Los líderes religiosos defienden esos adornos con toda clase de argumentos falsos para atontar  las mentes de los feligreses.
TEMAS SIMILARES :











Prohibido olvidar






Sonriendo aun en medio de su dolor









HOLOCAUSTO: ¿Cosa del ayer ó cosa del mañana?
La profecía nos advierte del resurgir de una dictadura mundial similar al nazismo







La mentalidad de la maquinaria genocida (Política, económica y religiosa) que llevó a cabo el Holocausto contra los judíos, sigue presente en los núcleos religiosos del Vaticano, en las mesas redondas de política internacional y en la fuerza económica que dirige al mundo a un "Nuevo Orden Mundial" (Un viejo plan nazi). Hoy, la maquinaria genocida niega sus atrocidades y tienen agentes en diferentes plataformas quienes mienten en cuanto a la cantidad de asesinatos que cometieron tratando siempre de reducir sus números para presentarse ante la opinión pública como un hecho que no tuvo impactos mayores sobre el mundo. De la misma forma niegan que se siga trabajando para los mismos planes genocidas hoy en día.




Hoy, los agentes del Vaticano se dedican a etiquetar con "leyenda negra" el genocidio
 de casi 6 millones de judíos y reducen esa cantidad de víctimas a conveniencia.